Ya sabrás que hay dos tipos de pasivos: el sumiso y el power bottom. Hoy se lo he explicado al hetero mojigato de la oficina. Y de ahí ha venido la idea de escribir unos mandamientos para cualquier rol. Mandamientos básicos, que después de tanto alcohol durante mi vida, ya no me da para tanto. Hoy te traemos tips para ser el mejor pasivo de la historia. Presta atención. No sirven para nada, pero seguro que te has visto envuelto en algún rollo parecido en algún momento.

1

Cuida lo que comes. No somos nutricionistas, pero la comida mejicana no es recomendable en tus noches como pasivo.

2

Las sentadillas vienen genial para poder lucir tu culo lo más arriba posible. O para que no te den calambres en las piernas de tanto botar.

3

Léete las noticias. Seguramente ya sabrás si el otro chico es activo o pasivo. Pero si no lo sabes, mejor ir informado por si te encuentras a otro pasivo. Así no os quedaréis sin tema de conversación.

4

Más tips para ser el mejor pasivo: practica la respiración. Seguro que él no tendrá queja mientras te ahogas con su miembro, pero no queremos que te mueras.

5

Si vas a llevarlo a tu casa, y vas a poner música, asegúrate de haber pagado la mensualidad del Spotify. Si no lo has hecho, van a ocurrir dos cosas: que os desconcentréis con los anuncios y lo que es peor, que se entere de que no tienes dónde caerte muerto.

6

Utiliza ropa sexy. Suspesorio, arnés, calcetines deportivos

7

El consejo anterior puedes saltártelo si no te gusta. Que no estamos aquí para decirte como tienes que esperar al empotrador de tu noche.

8

Pero lo más importante: disfruta del sexo. Y cuida de ti y de los que te rodean.