La versatilidad de vestir un arnés es ilimitada. Existen numerosas opciones para poder llevarlo en cualquier ocasión. A pesar de que sea una prenda arriesgada y rompedora, puedes ponértelo de distintas maneras, convirtiéndolo en un accesorio que se adapte a un look más smart y llevarlo en ocasiones especiales, o arriesgar al 100% con él y llevarlo en todas las fiestas sexuales, orgullos y situaciones en las que sea más cómodo combinarlo con algún suspensorio o ropa lencera. En esa serie de artículos te vamos a enseñar como hacerlo para que seas el chico mejor vestido del momento en cualquier situación.

Biker style

La cazadora perfecto es un fondo de armario indiscutible. Todo el mundo tiene una, y si no es así, deberías hacerte con ella. Para combinar ese look, lo ideal es hacer un mix and mach con una prenda mucho más delicada, como una camisa de encaje, y enfundarte como toque final un arnés con el que puedas expresar todo lo que llevas dentro y cuales son tus verdaderas intenciones. Aunque estés en un evento más recatado, podrás ser tú al 100% y demostrar todo lo que llevas dentro.

Classy look

Es el conjunto más clásico de todos los que te vamos a presentar, si puede considerarse así. Seguiremos arriesgando con un arnés, pero en este caso lo combinaremos con una camisa blanca y una americana negra. Y es que, ¿a quién no le gusta un look oficinista a lo Men at Play? Imagina si además añades un accesorio a tu camisa y americana que suele relacionarse con el sexo. El morbo estará asegurado. Pero no solo será eso, porque el look es tan ponible que puedes llevarlo en tus noches de eventos más elegantes.

Denim style

Un look mucho más accesible. No todo serán eventos glamurosos o fiestas sexuales donde el suspensorio y el arnés sean los protagonistas. También te presentamos un estilo mucho más informal que puedes ponerte a cualquier hora del día. Se trata de una cazadora vaquera y una camiseta blanca. ¿A quién no le queda bien este look? con un arnés elástico negro sobre ella. Además de estilizarte mucho tanto la zona del cuello como la del pecho sobre una camiseta con un color muy específico, la combinación de colores con el tejido denim te sentará tan bien que lo convertirás en un must have de tu día a día y nunca te lo querrás quitar. No al menos hasta que la cita que tengas ese día avance y termines en su dormitorio.